Saltar al contenido

Kōan

MANDALAS PARA MEDITAR

Un kōan es un problema que el maestro plantea al alumno para comprobar sus progresos. Aunque muchas veces el kōan puede parecer un problema absurdo o ilógico, los maestros zen esperan una respuesta de sus alumnos y para resolverlo el discípulo debe desligarse del pensamiento racional común para entrar en un pensamiento más elevado y así aumentar su nivel de conciencia para intuir lo que en realidad le está preguntando el maestro, que va más allá del sentido literal de las palabras.

Los kōan están diseñados para provocar un shock mental que provoque un aumento de la consciencia o despertar. Los maestros zen, a menudo exponen y comentan con sus alumnos los kōan, y en algunas ocasiones se concentran en ellos durante sus sesiones de meditación. Hay alumnos que pueden dedicarse a meditar sobre un solo kōan durante meses o incluso años. El alumno deberá acudir al maestro con su respuesta hasta que éste considere que le ha dado una respuesta adecuada, demostrando así su aprendizaje y entonces podrá continuar con su proceso de instrucción.

Cada kōan tiene una lección oculta sobre los aspectos más trascendentes de la vida y su meditación eleva nuestro nivel de consciencia. Cuando se formula un kōan a un alumno, el maestro no espera que el discípulo sepa la respuesta correcta, sino que busca evidencias acerca de sus progresos en la filosofía zen y la aplicación en su vida diaria.

En este libro se formulan una serie de kōan que se combinan con el uso del mandala como elemento de contemplación y concentración. Una novedosa fusión que potencia el efecto meditativo del mandala con el efecto introspectivo del kōan, provocando una gran obertura hacia la reflexión sobre el mundo y el propio ser.  

Puedes comprar el libro aquí.